Coaching Ejecutivo

El Coaching Ejecutivo es un proceso de duración determinada, con el que a través del auto aprendizaje guiado, se consiguen cambios positivos en los comportamientos clave del profesional, potenciando las habilidades más destacadas del directivo mediante un plan de acción.

El fin es alcanzar objetivos muy concretos en un marco temporal definido que estén ligados con los objetivos que en ese instante se plantea la organización, en armonía con los valores, estrategia y necesidades de la compañía. Consiguiendo con ello que esta transformación se incorpore en el habitual modo de actuar del profesional al finalizar el proceso.

TRES FOCOS DE ATENCION

Auto conocimiento: El directivo consigue un mejor entendimiento de sus actitudes y comportamientos, de sus fortalezas y debilidades. Así identifica cuáles son los comportamientos críticos en su desempeño. Aquellos que consigue modificar, son los que producen un efecto importante en sus resultados. El auto conocimiento debe asociarse a resultados de negocio, al margen de que paralelamente tenga efecto y beneficios de índole personal.

Cambio positivo en los comportamientos y habilidades directivas clave: Potenciando puntos fuertes y minimizando el efecto negativo de las áreas de mejora. Tras el proceso de coaching, el directivo obtiene un nuevo nivel de capacidades que constituye un significativo cambio no solo de sí mismo, sino también en la percepción que tienen de él sus pares, colaboradores o superiores.

Plan de Acción: Sin acción no hay cambios ni resultados. A través del Plan de Acción conseguimos pasar de las palabras y buenas intenciones a hechos concretos, buscando la transformación y cambios deseados en el comportamiento, actitud, valores, punto de vista y formas diferentes de enfocar los problemas. Este Plan de Acción abre un sin fín de nuevas posibilidades, tanto para el ejecutivo, como para su empresa.

Todos estos cambios en el proceso, no se producen de una manera espontánea o casual. El ejecutivo no es un espectador pasivo, es un participe y protagonista activo y absoluto del mismo. El proceso de Coaching Ejecutivo se sustenta en planes de acción que requieren actividades que suponen un determinado reto, que impulsan el progreso del directivo en el camino para adquirir nuevas habilidades, o a reforzar las ya existentes, e interiorizarlas con las práctica, de tal forma que las integre en su comportamiento inconsciente habitual.

Para que el proceso de coaching sea eficaz y eficiente es importante que desde un principio el coach conozca uno de los contextos en los que se puede desarrollar el proceso:

  • El Coaching Ejecutivo está orientado a provocar la evolución, el salto cualitativo, en un directivo de alto potencial para un cambio de responsabilidades.
  • Para que el proceso de Coaching Ejecutivo está centrado en adaptar al directivo a un cambio de entorno y cultura empresarial.
  • El Coaching Ejecutivo trata de potenciar determinadas capacidades poco desarrolladas en el ejecutivo hasta alcanzar las expectativas de la compañía.

¿Quieres más información?

5 + 6 =